• Felipe Labbé

LA EVOLUCIÓN DIGITAL, FUNDAMENTAL PARA CRECER EN LA ÉPOCA POST COVID.



En el mundo, la contingencia sanitaria ha acelerado los procesos de transformación tecnológica e innovación, en prácticamente todas las áreas. La evolución de los negocios digitales ha avanzado en estos meses, lo que esperábamos avanzar en 3 años, según algunos especialistas.


Este es un dato muy positivo en varios aspectos, sin embargo, también ha generado diversos retos como el tener que adaptar las cadenas productivas a este crecimiento, cuando además, la mayoría de los empleados deben de estar trabajando desde casa y los procesos de negocio, en muchos casos, no estaban listos para este cambio.


Tomemos como ejemplo el caso de algunos almacenes, tiendas departamentales y comercios en general, que han visto crecer su demanda en los últimos meses, a través de medios en línea, pero que no necesariamente la han podido satisfacer adecuadamente. Y esto es porque además de los procesos internos, las cadenas de distribución deben considerar a los proveedores, los almacenes y los distribuidores, siendo el e-commerce, solo una parte de la ecuación del negocio.


Y estos ejemplos vienen al caso para repasar nuevamente como es que se deben gestionar los negocios digitales, en donde no basta tener una app, o participar en una red social, o tener una página de compras en línea. Estas son piezas importantes, pero ninguna por si sola te permite desarrollar un negocio digital.


Los negocios digitales se construyen estableciendo un concepto bimodal, donde haya coherencia y complementariedad entre el mundo físico y el virtual, es decir, ver la forma en cómo podemos evolucionar nuestro negocio actual, a las necesidades de nuestros clientes digitales.


Y es importante hacerlo porque hoy todos nuestros clientes y los que vendrán a futuro, ya son digitales y seguirán siéndolo cada día más, incluso regresando a la “nueva normalidad”. Por lo que ya no es opción quedarse fuera, la opción es, sin duda, definir bajo que modelo, estrategia o concepto, adapto mi negocio al mundo digital.

Por lo anterior, me permito hacer las siguientes recomendaciones para llevar a cabo una correcta evolución digital.


1.- Si el COVID nos llevó a establecer acciones o medidas urgentes para reactivar las ventas, revisemos, a través de una estrategia completa, como integramos toda nuestra cadena de valor y los procesos correspondientes, en un nuevo modelo de negocio digital.


2.- Lideremos el cambio. La parte más importante es convencer e integrar a todos nuestros colaboradores dentro y fuera de la organización, para que adopten y se adapten al nuevo modelo. Como siempre habrá resistencia al cambio, pero podemos convencerlos de que esta es la mejor manera de crear nuevas oportunidades de negocio, conseguir nuevos clientes y generar otras fuentes de ingreso.


3.- Planeemos la evolución, a partir de nuestros procesos actuales. Revisemos lo que hacemos bien en el modelo actual y que cosas requieren mejora, pensando en lo que nuestros clientes digitales necesitan. Entrar al mundo digital implica, necesariamente, que vas a tener nuevos clientes, ya sea de otros segmentos o de otras geografías, así que hay que verlo desde una óptica muy amplia, que nos permita considerar esa expansión.


4.- No se trata de hacer un cambio inmediato o esperar resultados de la noche a la mañana. De hecho, el negocio actual debe de ir soportando parte del cambio, así que el plan debe estar bien estructurado y en etapas.


5.- Utilicemos la tecnología para evolucionar. Cada quién deberá evaluar cual requiere para mejorar sus procesos. Puede ser RPA, IoT, Cómputo en la nube, Realidad Aumentada, etc. pero lo que sí es muy importante para todos, es utilizar tecnología que nos arroje información sobre nuestros clientes. Entender al consumidor ahora es lo más importante y con la tecnología y la gran cantidad de información que existe, puede ser relativamente sencillo. Lo importante en este caso es identificar la información correcta y procesarla adecuadamente para llegar a las conclusiones y a las decisiones correctas.


6.- Mejorar la experiencia del cliente. Esta es fundamental para el éxito de nuestra organización en el nuevo modelo.


Aquí es donde tendremos el mayor reto, atender al cliente de manera digital, proveyéndole acceso a la información, a los productos y a los servicios, a través de diferentes canales, tanto físicos como virtuales.


También hay que entender que el comportamiento del consumidor es diferente en este modelo. La mayoría de los entregables los requiere personalizados, disponibles a través de un click y con un concepto único para él. En este modelo es fundamental conectar nuestra marca con el consumidor, a través de una estrategia de comunicación y marketing digital, que acompañe la evolución del negocio.


En conclusión, apostar a estas estrategias contribuye a tener mejores resultados y la alta dirección debe estar consciente de esto.


Lo mejor de todo es que la evolución digital está al alcance de cualquier empresa, no solo de las grandes. Incluso la tecnología está siendo cada vez más accesible y se puede adquirir en diferentes modelos.


Finalmente, mi última recomendación: no te detengas nunca, busca la forma de innovar, de evolucionar al mundo digital y sigue adelante, construyendo para que tengamos un mejor país.

91 vistas

Entradas Recientes

Ver todo