• Felipe Labbé

EL LIDERAZGO, FUNDAMENTAL PARA ENFRENTAR LA ADVERSIDAD Y SALIR ADELANTE.



Estos últimos días han estado llenos de grandes eventos que me han llevado a reflexionar sobre como muchos seres humanos siguen adelante para alcanzar sus objetivos, sin importar los obstáculos que enfrenten, e incluso, en muchos casos, se crecen ante la adversidad. Voy a empezar por los eventos deportivos, que no necesariamente son los más importantes, pero sí los que mayores seguidores tienen.


En la F1 Lewis Hamilton, empató el récord histórico de mas carreras ganadas de todos los tiempos a Michael Schumacher, con 91. Por su edad, capacidad, visión, liderazgo, fortaleza mental y por supuesto, su equipo y el auto, Lewis Hamilton superará ese récord en pocas semanas y, si no pasa nada extraño, impondrá uno, muy lejos de alcanzar. Posiblemente tendrán que pasar un par de generaciones para que alguien lo iguale. Algunos pensarán, con ese auto, hasta yo iría de líder en la F1. No es solo el auto, es la persona, ahí está Valtteri Bottas que, con el mismo auto, será el eterno #2.


Creo que también es digno de resaltar lo que está haciendo Checo Perez. Quedó en 4to lugar en esta última carrera, a solo 2 segundos del tercero. Va 5to en la clasificación general, habiendo perdido 2 carreras por que se enfermó de Covid. El equipo ha informado que no le brindará las mejoras a su auto, porque el hijo del jefe Stroll “va adelante” (bueno, iba adelante, a ver que pretexto ponen ahora). Quizá enfrentando las condiciones más adversas de su carrera, Checo está logrando su mejor resultado general.


En el Tenis, Rafa Nadal logró su 13vo título en Roland Garros, empató a Federer con 20 títulos de Grand Slam, ganó su partido 1000 como profesional y su partido 100 de Grand Slam. Acorde con las estadísticas, este no estaba siendo el mejor año de Nadal, y las condiciones en París, no le eran del todo favorables y a pesar de esto, superó por mucho a todos sus rivales, incluyendo al imbatible, en 2020, Djokovic. Al igual que Hamilton, Nadal tiene todavía algunos años por delante para seguir rompiendo récords.


En el basquetbol, Los Lakers de los Ángeles obtuvieron su 17vo campeonato, empatando el récord de victorias de los Celtics de Boston, comandados por el gran LeBron James, que se convierte en el primer jugador en ganar 4 títulos con 3 diferentes escuadras y ser 4 veces el MVP en las finales de la NBA. Muchos de los especialistas lo colocan ya, a la altura de quien es considerado #1 de todos los tiempos, Michael Jordan.


LeBron, al igual que los otros 3 deportistas mencionados, son grandes líderes dentro y fuera de la cancha (o de los circuitos), son disciplinados, comprometidos, son socialmente responsables y trabajan siempre en favor de sus equipos, de sus comunidades y de sus países. Son extremadamente resilientes, se sobreponen a las adversidades, se levantan y vuelven a triunfar. No dejan de aprender y de impartir lecciones, aún en los tiempos más difíciles.


En otro terreno más importante, aunque claramente menos famoso, en estos días se entregaron los premios nobel. Me llamó la atención el de Química, ganado por 2 mujeres, científicas, co-creadoras de “Las Tijeras Genéticas”, algo realmente maravilloso. Para muchos expertos ellas han “reescrito el código de la vida”. Con su descubrimiento, se podrá cortar y pegar el ADN a voluntad y editar cualquier forma de vida con una sencillez, rapidez y eficacia extraordinarias. Entre su potencial, está el de mejorar cultivos e incluso resucitar especies. Pero lo que es más emocionante, esta tecnología contribuye al desarrollo de nuevas terapias contra el cáncer y puede hacer realidad el sueño de curar enfermedades hereditarias, explicaron desde la Real Academia de las Ciencias Suecas.


En México, en el campo de las matemáticas, un joven de la CDMX, Tomás Cantú Rodriguez, ganó por segundo año consecutivo la medalla de Oro en la Olimpiada Internacional de Matemáticas y 5 de sus compañeros, obtuvieron medallas de Bronce y mención honorífica para México. El año pasado, al no tener recursos oficiales para viajar, el cineasta Guillermo Del Toro pagó sus viáticos para asistir a la olimpiada. Ellos, al igual que la mayoría de nosotros, están padeciendo los efectos del Covid y sin embargo y a pesar de todo, decidieron viajar, competir y ganar.


Todo esto viene a colación, en primer lugar, porque en esta época de pandemia, también hay buenas noticias que hay que compartir porque nos brindan una expectativa de un buen futuro. En segundo lugar, nos demuestra qué, aun en estas épocas difíciles, si seguimos enfocados en nuestros objetivos, buscando nuevas y mejores formas de actuar, trabajando en equipo, con disciplina y esfuerzo, obtendremos muy buenos resultados. Y, en tercer lugar, que los grandes líderes, superan todas las adversidades, incluso cuando caen, se levantan y vuelven a ganar, contribuyendo a que sus familias, equipos, empresas y comunidades, salgan adelante.


México requiere hoy más que nunca de estos grandes líderes para superar todas nuestras adversidades y salir adelante y fortalecidos. Reforcemos nuestro liderazgo en cada una de nuestras áreas de acción. Como mencioné en mi blog anterior, estamos ante la posibilidad de un gran reinicio, que nos lleve a construir un mejor país.

50 vistas
Felipe Labbé

Consultor en estrategia de negocios y transformación digital. 

Más sobre mí