• Felipe Labbé

Ciudades Inteligentes


Cuando viajamos a algunas ciudades de Latinoamérica, una de nuestras principales preocupaciones es el tiempo que nos tomará llegar a los lugares que vamos a visitar. En un viernes lluvioso en la ciudad de México, el tiempo de traslado del aeropuerto a nuestro hotel o nuestra casa pude ser superior a 2 horas. En Sao Paulo puede ser de más de 3 horas.

¿Por qué esos cuestionamientos no son tan importantes si vamos a ciudades como NY, Paris o Londres? ¿acaso en estas ciudades no hay tráfico? Claro que hay tráfico y mucho, sin embargo, estos lugares se distinguen por tener una mejor planeación urbana, mejor infraestructura y en la mayoría de los casos, estar usando la tecnología para ofrecer más y mejores alternativas de servicios, no solo para los visitantes, sino también para los habitantes de esas ciudades.

Uno de los grandes problemas del mundo actual reside en el creciente urbanismo que se está dando y que para el año 2050, de acuerdo con la ONU, llevará a que más del 70% de la población mundial viva en ciudades.

Recientemente me encontré con un estudio conocido como el índice anual de “cities in motion” publicado por el IESE Business School de la Universidad de Navarra (España), que mide una serie de indicadores que permiten conocer a las ciudades más 'inteligentes'. Si bien es cierto que hay factores muy importantes como la parte social, económica y de gestión pública de cada lugar, la tecnología digital está siendo fundamental para la evolución de las comunidades urbanas.

Gracias a la innovación tecnológica, a la obtención y análisis de grandes cantidades de datos utilizables en tiempo real y a la interacción de dispositivos y sensores comunicados por internet, se podrán mejorar áreas como:

  • La movilidad y el transporte público

  • Servicios de abasto de luz y agua con estrategias de ahorro de los propios insumos

  • Servicios de limpieza, recolección y reciclado de basura

  • Incremento en la seguridad y mayor rapidez de los servicios de emergencia

  • Eficiencia para realizar obras de mantenimiento como reparación de bacheo, semáforos, alcantarillas, etc.

  • Facilidad y autogestión de los trámites administrativos, entre otras cosas.

Las ciudades inteligentes también tienen como característica principal ser más amables con el medio ambiente, enfocando sus acciones a evitar desperdicios, disminuir emisiones de CO2, incrementar áreas verdes y fortalecer áreas prioritarias para el desarrollo de la comunidad.

Las ciudades inteligentes abren todo un universo de posibilidades para que las empresas puedan ofrecer productos y servicios dentro de este nuevo contexto.

Hay que tomar en cuenta que el objetivo principal es que cada comunidad sea sostenible y ofrezca mayor calidad de vida a sus habitantes y experiencias más agradables a sus visitantes.

Es importante considerar que la tecnología por si sola no hará posible este cambio. Como en otros casos la perspectiva y participación de los líderes políticos, del sector privado y de la propia comunidad, más una serie de nuevos ordenamientos jurídicos y administrativos harán posible todos estos cambios, pero seguramente valdrá la pena el esfuerzo cuando se vayan obteniendo los resultados.

#EraDigital #Innovación #Tecnología #TransformaciónDigital

Felipe Labbé

Consultor en estrategia de negocios y transformación digital. 

Más sobre mí